Las erupciones volcánicas pueden inyectar en la atmósfera grandes cantidades de ceniza y aerosoles que son transportados a grandes distancias por los vientos dominantes. Por otro lado, muchos volcanes emiten también grandes cantidades de aerosoles (SO2, H2S, F2, etc) durante los períodos intra-eruptivos mediante actividad fumarólica o emisiones difusas.

Ambos fenómenos provocan importantes consecuencias socioeconómicas a escala local y regional, e inciden en la calidad del aire y la contaminación atmosférica. El proyecto CENIZA pretende crear una Red Iberoamericana dedicada al monitoreo, modelización y predicción de cenizas y aerosoles volcánicos a nivel regional, centrándose en grandes urbes o áreas urbanas latinoamericanas cercanas a volcanes altamente activos.

El proyecto CENIZA pretende desarrollar e implementar las herramientas necesarias para generar mapas de pronóstico diarios para carga en suelo y concentración en aire de cenizas durante períodos eruptivos y para aerosoles volcánicos en el caso de emisiones continuas, para lo cual es indispensable dotarse de un inventario de emisiones para los volcanes considerados. También se pretende analizar el papel que juegan las emisiones volcánicas en la contaminación atmosférica de escala local y sus efectos en la calidad del aire y salud humana a corto y medio plazo. Para ello se propone una red multidisciplinar formada por miembros especialistas en los distintos ámbitos que se desean abordar, modelización numérica de calidad del aire y transporte de cenizas y monitoreo in situ y remoto de gases y cenizas volcánicas.